Expresémonos

martes, 5 de enero de 2010

Eddie Palmieri Excelente Pero.......!!

Después de la euforia causada por las orquestas de primerísimo nivel que se presentaron en los 5 días del reciente y mal llamado “Encuentro de Melómanos y Coleccionistas” en el parque de la música, insisto en la premisa de recuperar un espacio que se había ganado exclusivamente para melómanos donde se iba a disfrutar toda una noche con los exponentes de sus colecciones sin necesidad del show de una orquesta de bajo o alto nivel. El fundador de este encuentro el señor Gary Domínguez los años que estuvo al mando de este evento, nunca tuvo ni vio la necesidad de poner una orquesta en tarima para cautivar mas publico, solamente el hecho de saber que los mas acertados salseros y coleccionistas de todas las épocas se dispondrían a dejar lo mejor de su repertorio era suficiente para llenar los 5 días el parque de las banderas, el parque de los poetas y el parque de la música¡¡ ya nadie pregunta ¿cual salsoteca le toca hoy? o que temática es la de mañana? O que día expone algún Dj o Melómano?....Ahora la inquietud general es ¿Qué orquestas se presentan? Dejando a un segundo, tercer nivel y como teloneros a los verdaderos artistas, protagonistas, gestores, los dueños del aviso que son los MELOMANOS Y COLECCIONISTAS. Es realmente plausible los enormes esfuerzos de Corfecali para traer al pueblo un espectáculo gratis a artistas de la talla de Eddie Palmieri, Spanish Harlem, Septeto Ignacio Piñeiro, Yuri Buenaventura, Nuevas Estrellas de Chapotin y Magia Caribeña…confieso que disfrute mucho de el talento de estas bandas, pero si me queda la tristeza y el sentimiento de ver como poco a poco ese espacio exclusivo para escuchar buena música a consta de los melómanos se ha ido perdiendo y ha sido desplazado por otros intereses…espero que algún día el parque vuelva a ser ese lugar sagrado de salsa y admirado mundialmente por su otrora originalidad de lo contrario que cambien el nombre al evento para que no dejen a los verdaderos protagonistas sumidos en el olvido y la indiferencia de un público que en su gran mayoría les cerró sus oídos.

por. Mauricio Díaz González


Dj. Mauricio Diaz Gonzalez